• +54 (011) 4323-9362

  • de Lun a Vie de 9 a 17 hs

  • ciberseguridad@ba-csirt.gob.ar

  • 04 dic
    El riesgo de compartir datos de nuestros hijos en Internet

    Los padres de niños de hasta 13 años comparten alrededor de 100 fotos y vídeos de sus hijos cada año.

    En estos últimos tiempos, la privacidad es uno de los temas más importantes en el mundo digital. En relación a esto, existe un factor sobre la protección de los datos, el cual no solemos tenerlo en cuenta: la intimidad de los más pequeños en Internet.

    Según los datos de un informe del Children’s Commissioner de Reino Unido publicado en noviembre, para cuando los niños tienen 13 años, los padres ya han publicado 1.300 fotos y vídeos de sus hijos en las redes sociales. Esto supone que los padres de niños de hasta 13 años comparten alrededor de 100 fotos y vídeos de sus hijos cada año.

    “La cantidad de información explota cuando los propios niños comienzan a participar en estas plataformas: en promedio, los niños publican en las redes sociales 26 veces al día, un total de casi 70.000 publicaciones para la edad de 18 años“, expresó el documento.

    Sin embargo, incluso antes (niños de 5 a 15 años), los jóvenes ya pasan dos horas online en un día rutinario y tres horas por día durante el fin de semana. Por otro lado, los adolescentes de 11 a 16 años publican en las redes sociales 26 veces al día.

    El informe también indicó la manera en que los datos pueden ser divulgados involuntariamente. Algunos datos se “emiten”, lo que significa que se da sin saberlo cuando las personas se conectan y los datos se capturan a través de cookies web. También, la información se deduce según la edad, el género y los “me gusta” de las redes sociales, y luego se utilizan para predecir qué productos pueden comprar los niños.

    Por ejemplo, las conexiones Bluetooth no seguras pueden facilitarles a los ciberdelincuentes acceder a dispositivos y ver a un niño dormido con la cámara de un bebé o incluso comunicarse con el niño a través del juguete, añadió el comunicado.

    A su vez, todos los datos en la nube son potencialmente accesibles. El año pasado, se descubrió que dos millones de mensajes de voz compartidos entre niños y familiares se almacenaban sin protección alguna en un fabricante de juguetes conectados, y dichos datos se encontraban almacenados en la nube.

    Referencia:

    www.ticbeat.com/seguridad/el-riesgo-de-compartir-datos-de-nuestros-hijos-en-internet/